Después de las (cenas, platicas, ediciones…)
Bebeleche por las áreas verdes

Bebeleche por las áreas verdes (por Ricardo Arana Camarena)

El proyecto descrito a continuación se basa en el juego tradicional del bebeleche (a.k.a. avión, avioncito, rayuela, o hopscotch entre muchos otros nombres que recibe en distintas culturas y regiones) pero incorporando dos twists o variaciones que permitan a los participantes aprender acerca del problema de las áreas verdes en Tijuana mientras se divierten.

————————————————————————————————–

Planteamiento

En honor a la brevedad expondremos el problema de la siguiente manera: La Organización Mundial de la Salud recomienda que en zonas urbanas se cuente con un mínimo de 10 metros cuadrados de áreas verdes por habitante (m^2 av/hab.), aunque lo ideal son 12 m^2 av/hab. Actualmente Tijuana ofrece a sus habitantes un promedio de 0.95 m^2 av/hab., es decir, menos del 10% de la recomendación mínima.

Creemos que mediante esta versión del juego del bebeleche los habitantes de Tijuana pueden darse cuenta del problema. El área de juego será instalada en al menos un camellón de la ciudad y en otros espacios urbanos en la medida de lo posible.

———————————————————————————————–

Primer twist: tamaño

Comúnmente el juego consiste en trazar en el piso un conjunto de cuadros sobre los cuales se salta “de cojito” (en un solo pie) recogiendo piedras o tejas. Si bien no hay reglas acerca del tamaño de los cuadros o del conjunto en general, puede decirse que este depende de la talla de los jugadores. Por ejemplo, si son niños pequeños o niñas adolescentes o incluso adultos. Sin embargo, nuestra propuesta sí tiene un tamaño “reglamentario”: cada cuadro debe medir un metro cuadrado (1 m^2) para que el conjunto sume 10 y represente el área recomendada por la OMS (10 m^2 av/hab.).

Cuanto los participantes jueguen este bebeleche brincando en una sola pierna tomarán nota, con sus propios cuerpos, del tamaño de las áreas verdes, tanto de la que deberían tener (es decir, los 10 m^2) como de la que en realidad tienen hoy día.

La idea es que cada cuadro del 1 al 9 representa los metros cuadrados faltantes y el décimo cuadrado en realidad sea un marco que permita ver el césped del camellón y, obviamente, represente EL metro cuadrado (o poco menos) con el que cuenta cada habitante de la ciudad.

————————————————————————————————-

Segundo twist: información

En algunas versiones del bebeleche, principalmente en las variantes del norte de Europa, cada cuadro numerado representa una rima o texto. En este caso los textos serán datos importantes que el jugador debe considerar con respecto al tema de la relación de la salud pública, personal y ambiental con las áreas verdes, tanto en las ciudades en general como en Tijuana en particular. Estos enunciados con datos y reflexiones deben ser leídos en voz alta por los jugadores al llegar a cada cuadro durante su turno de juego.

 ————————————————————————————————-

Viaje y destino

Algunas fuentes citan el origen de los bebeleches en la Europa posrenacentista y vinculan los cuadros del juego con los círculos que Virgilio y Dante recorren en La Divina Comedia. Otros autores hablan de juegos muy similares con raíces en la América Precolombina relacionados con el tránsito de la pubertad a la adolescencia femeninas y hay, por supuesto, versiones asiáticas, indias y australianas. En casi todos los casos encontramos aprendizajes constantes relativos al viaje (journey), el esfuerzo, el destino y, por supuesto, la diversión.

Mediante esta instalación creemos que podremos seguir empujando ante la sociedad civil el tema del derecho a la salud y a un medio ambiente sano a través del aumento de las áreas verdes en la frontera. Sin embargo, no queremos poseer “exclusividad” de esta idea… si usted desea crear su propia versión del Bebeleche por las áreas verdes, no dude en hacerlo y envíe fotos de su familia, amigos y vecinos jugando en calles, parques, camellones, jardines, patios o cualquier otro lugar.

Re: http://www.frontera.info/EdicioDigital/Ediciones/20111208/pdfs/GENERAL_6.pdf, http://uniradioinforma.com/columnas/columna1634.html

Esta entrada se publicó el enero 9, 2012 en 22:39 y se archivó dentro de artículos. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: